MOLAMINEGOCIO

- la web de los negocios originales -

Espera un momento
hasta que se cargue el contenido...

Wagonstill

  • Visitas únicas

  • 1656
  • Imagen de Wagonstill
  • Imagen de Wagonstill
  • Imagen de Wagonstill
  • Imagen de Wagonstill
  • Imagen de Wagonstill
  • Imagen de Wagonstill

¿Qué es Wagonstill?

Localiza, restaura y acondiciona antiguos vagones de tren en desuso para convertirlos en viviendas y/o locales en entornos urbanos y rurales.
Todos los vagones de mercancía son de madera con bastidores de hierro, mientras que en los de pasajeros son variables sus composiciones materiales.
Los vagones son rehabilitados “de la manera más limpia y consecuente con el medio ambiente posible en todos los procesos.” explica Miguel Huidobro, fundador de la empresa a Red Emprendeverde.es.
Para la restauración utilizan madera y hierro en las estructuras, placas de yeso o muros de pavés para el interior y lana de roca para el aislamiento térmico. La pintura interior la suelen hacer con materiales ecológicos y a veces han tapizado y puesto papel pintado también en paredes o techos.
“La restauración del vagón es un trabajo muy arduo ya que requiere mucha labor de rehabilitación”. Para ella, primero se limpia el vagón, se lija la madera y se pule el hierro, y todos los puntos de luz se cierran con soldaduras o chapas. A partir de ahí, “se aísla tanto por fuera como por dentro para después incluir las conducciones de agua y luz y, finalmente, se dan los acabados” comenta Miguel Huidobro a El Mundo.
Cada vagón restaurado es una obra única y sostenible cuya superficie oscila entre los 24 m² y los 34 m². Suelen tener casi la misma distribución: uno o dos dormitorios, con o sin cocina, y un baño y su precio ronda los 40.000 euros.

¿Cómo nació Wagonstill?

Miguel Huidobro explica a Red Emprendeverde.es que la idea surgió de forma casual en la consulta de su doctor de cabecera, a la que acudió para curar un esguince.
“Yo quería hacer un hotel rural y en una consulta médica me recomendaron que lo hiciera en vagones. Al cabo de un tiempo, lo pensé y adquirí un primer vagón para hacer la prueba de habitabilidad. Dio buen resultado.
Estuve buscando terrenos para el hotel y durante el proceso —un par de años mientras trabajaba en otras cosas, hostelería y agente de seguros — fui descartando el proyecto del hotel por las dificultades de licencias y porque el modelo de negocio requería una fuerte inversión inicial y un largo tiempo de amortización. Decidí finalmente optar por formar la empresa centrada en la restauración y venta.”
Para adquirir los vagones acuden a subastas públicas que hace Renfe a través de filiales sobre material en desuso o se lo compran a empresas de transporte de mercancías ferroviarias asentadas en España o en otros países. También hay casos en los que el cliente les proporciona el vagón y Wagonstill los restaura y acondiciona.
Tras más de una década al frente de esta iniciativa Miguel Huidobro señala a Pisos.com que la idea ha gustado porque han realizado proyectos en prácticamente todas las comunidades autónomas. “Hemos vendido sobre todo en Madrid y Castilla y León” y “tienen proyectos abiertos en Extremadura, Cataluña, Castilla-La Mancha, Asturias y Andalucía”.
Con respecto al perfil del comprador de estos vagones, añade, “suele predominar el cliente particular con poder adquisitivo medio-alto”. Entre estos, destacan empresarios y hosteleros hasta administraciones públicas que, por lo general, “se han quedado positivamente sorprendidos con los resultados, incluso ávidos de mostrar su adquisición”.

ChufaMix

El primer utensilio para exprimir semillas, frutos secos, cereales y hierbas para elaborar en 5 minutos leches vegetales (horchata, soya, etc.)

1744